Negocios internacionales: cómo tener un equipo bilingüe

La importancia de tener un equipo bilingüe en los negocios internacionales

Expandir internacionalmente tu empresa puede generar grandes ganancias y beneficios en el área corporativa. Sin embargo, cuando llega la hora de cerrar un negocio internacional, es esencial contar con un equipo que sepa hablar otro idioma.

De esta manera, además de mejorar la imagen de la empresa ante tus socios comerciales, todo el proceso será mucho más fluido. 

En la actualidad, para los negocios internacionales es innegable la importancia de formar equipos bilingües. Pensando en eso, definimos 4 consejos que puedes aplicar a la realidad de tu empresa. ¡Sigue leyendo y conócelos!

Consejos para formar equipos bilingües y construir negocios internacionales

1. Apóyate en colaboradores bilingües

Siempre que sea posible, contrata profesionales bilingües. Ellos podrán ayudar a quienes no sepan inglés a aprenderlo. Además, no deberás preocuparte por ofrecerles cursos para que adquieran un segundo idioma, en vista de que ya cuentan con esos conocimientos.

>>> Te puede interesar: Empresas del futuro, 5 aspectos clave para prepararse

De cualquier modo, incluso cuando tener fluidez en el inglés sea una característica importante a la hora de contratar a un nuevo profesional, esta no debe ser la prioridad. El candidato debe ser competente en la vacante para la cual está postulándose. La segunda lengua, aquí, puede ser vista como un excelente plus y una buena ventaja competitiva.

2. Evalúa los conocimientos de tu equipo

Realmente no necesitas contratar a nuevos colaboradores y reformular tu equipo para que se vuelva bilingüe. Tal vez ya cuentas con profesionales en la empresa que tienen el know-how del negocio y de sus particularidades. Por lo tanto, la inversión y el tiempo que acompañan la contratación de un nuevo colaborador se vuelven innecesarias.

Para saber si ese es tu caso, puedes poner a prueba los conocimientos de tus colaboradores. En Pearson ofrecemos pruebas de alta calidad, perfectas para realizar la evaluación lingüística de un determinado idioma. 

Conoce aquí Versant, un producto de Pearson Corporate Solutions que ayuda a tu empresa a realizar evaluaciones lingüísticas precisas y de calidad! 

Con los resultados de esta prueba, puedes identificar quiénes ya hablan inglés con fluidez, quiénes tienen cierta familiaridad y quienes aún no entienden en profundidad del idioma.

3. Promueve un curso de inglés corporativo

Inglés empresarial

Para aquellas personas que todavía no hablan inglés, puedes promover clases dentro de la compañía. Además de brindar a tus empleados más conocimientos —mejorando así la imagen de la empresa y la satisfacción general con el trabajo—, las habilidades que adquieran podrán ser usadas en pro de la organización.

>>> Te puede interesar: Cómo reactivar tu negocio a través de un equipo capacitado

Aquí el consejo es buscar una empresa especializada en idiomas y en su enseñanza en el ambiente corporativo y ver cómo puede ayudarlos. Los cursos dirigidos al mercado laboral y, especialmente, a los negocios internacionales, tienen la capacidad de arrojar resultados aún más rápidos y satisfactorios que los tradicionales.

4. Estimula el aprendizaje por medio de actividades

Aun sabiendo que las clases y cursos de inglés corporativo son piezas fundamentales para que las personas aprendan por lo menos lo básico, es en la práctica que se adquiere la experiencia necesaria para aplicar la lengua en las situaciones cotidianas. Y, cuando se trata del uso del inglés en los los negocios internacionales, poseer esa habilidad es la parte más importante. 

Teniendo esto en mente, algo que puedes hacer en tu empresa es propiciar el aprendizaje y la práctica del inglés en el día a día de la organización. Establecer el “Día del inglés” y estimular que los colaboradores se comuniquen en ese idioma durante toda la jornada, por ejemplo, es una idea que puede ayudar. 
 
Otra idea es incentivar presentaciones semanales en inglés. Convoca a reuniones e insta a tus colaboradores a que traten un asunto específico con sus colegas usando su segunda lengua. De esa forma, van a mejorar tres aspectos diferentes, como mínimo:

  • Su propio nivel de inglés 
  • El conocimiento del negocio en inglés, facilitando comunicaciones futuras sobre ese mismo asunto 
  • Sus destrezas para hablar en público, reduciendo el nerviosismo y preparándolos para presentaciones de negocios.

Como puedes apreciar, la formación de un equipo bilingüe puede ser algo altamente benéfico, tanto para la empresa como para cada colaborador que forme parte del proceso. Al final, todos ganan en conocimientos y realzan su desempeño en el mercado. 

Déjanos un comentario