Desmotivación laboral: cómo evitarla en tu empresa

Desmotivación laboral

Si uno o más empleados de tu empresa no muestran los resultados esperados, es muy probable que algo esté pasando. Puede que estén experimentando fallas en su concentración, lo que lleva a que sus niveles de productividad disminuyan. 

Cuando la desmotivación laboral aparece, es muy importante prestar atención a tus colaboradores. Quizás es el momento de invertir más en tus empleados y crear alguna estrategia que inyecte ánimo al equipo, algo por lo que valga la pena creer y trabajar.

Cuando la productividad de un equipo está por debajo de las expectativas, constituye un problema y puede afectar rápidamente la rentabilidad de la empresa.

>>> Te puede interesar: Pasos para motivar a los colaboradores y desarrollar líderes 

Si estos eventos afectan a más de un empleado o incluso a un departamento completo, es probable que el problema sea la empresa. O incluso algo relacionado con el ambiente, con la cultura empresarial. No obstante, hay soluciones y formas de encontrar el origen de esta situación. 

Por eso, podemos comenzar con estrategias que busquen mejorar el bienestar de los empleados, desarrollar más satisfacción con el trabajo y llevar el rendimiento a niveles considerados normales y operativos. 

En este artículo te daremos consejos eficientes para aumentar el compromiso y, en consecuencia, el rendimiento de los empleados de tu empresa.

Cómo revertir la baja en la productividad

Un colaborador que sufre de desmotivación laboral probablemente no alcance a percibir la importancia de su rol en su equipo de trabajo, ya sea por salario, función realizada, alineación del entorno u otras razones. Crear un nuevo proyecto de trabajo para este colaborador puede ser una solución. 

PCS

Compártenos tus datos y en breve nos pondremos en contacto contigo.



Por el contrario, si la empresa identifica que lo que está causando molestias es el ambiente, se pueden realizar actividades de esparcimiento y recreación. Hay diferentes alternativas: empleado del mes, regalos funcionales, horarios para la gimnasia en el trabajo o desayunos los viernes

Además, los bonos en efectivo pueden ser otro incentivo para disminuir la desmotivación laboral, aunque siempre es mejor elegir algo que estimule al personal a diario y aumente la capacidad de trabajo de las personas. 

Como un equipo está compuesto por diferentes personalidades, es importante hacer pruebas y recopilar comentarios de las actividades que sean mejor recibidas. 

El papel de la empresa es ser transparente, comunicarse con los empleados, presentar siempre soluciones innovadoras y que los resultados positivos realmente guarden relación con los problemas de la vida cotidiana.

Dar voz a los colaboradores

Como hemos dicho, la transparencia es esencial dentro de una empresa para que los procesos y las relaciones fluyan y sean prósperas. Por lo tanto, escuchar lo que el personal tiene que decir es el primer paso para lograrlo. Comprender la situación muestra que la felicidad de cada empleado es importante y una prioridad, lo que evita la desmotivación laboral.

Celebrar reuniones, encuestas de satisfacción y conversaciones uno a uno también funciona. Pero recuerda: estos momentos son para que los empleados puedan hablar. 

La empresa también debe fomentar el diálogo entre los empleados, después de todo, muchas de las tensiones diarias ocurren entre ellos y pueden resolverse rápidamente. Esto es una forma de desarrollar la autonomía en la gestión de problemas.

5 consejos para eliminar la desmotivación laboral

empleados felices

1. Incentiva el autoconocimiento

Al alentar a los empleados a desarrollar el autoconocimiento, la empresa aumenta el nivel de autonomía del equipo, con colaboradores que puedan identificar sus cualidades y mejorarlas, al igual que sus debilidades. Al conocer sus debilidades y limitaciones, la persona entenderá cuándo necesita la participación de otra mente para llevar a cabo una tarea. 
 
De esta forma, tus colaboradores serán capaces de ver más claramente su papel en la empresa, su perfil, su propia forma de trabajar, lo que evitará la desmotivación laboral. Así, podrán esbozar sus objetivos, identificando oportunidades dentro de la empresa y en el mundo corporativo en general. Cada participante del equipo será responsable de sus resultados y gestionará correctamente sus decisiones.

2. Desarrolla la inteligencia emocional

¿Pueden tus empleados lidiar con las situaciones extraordinarias de la rutina de trabajo? ¿Reaccionan bien ante los comentarios negativos de un gerente? ¿Tienen dificultad para recibir órdenes en ciertos momentos? 

Si tucolaboradores pierden fácilmente el control de la situación, es importante capacitarlos. Esto los ayudará a elevar su inteligencia emocional y aprender a lidiar con las emociones, con el control del pensamiento y, especialmente, el comportamiento.   

Los empleados con alta inteligencia emocional logran ir más allá del control personal, pero también son capaces de eludir las crisis de sus compañeros de trabajo. Son los nuevos líderes. 

Además de la gestión de crisis, esta inteligencia también es capaz de potenciar las motivaciones personales, a través de mejores relaciones, de la adaptación al cambio.

3. Crea un plan de carrera

La desmotivación laboral a menudo ocurre debido a la falta de perspectivas profesionales. ¿Cuál es el siguiente paso?, ¿cuántos años estaré en esta posición?, ¿recibiré algún aumento? 

Si no tienes las respuestas, estas preguntas pueden afectar la productividad de un empleado. La empresa puede trazar un plan de carrera ofreciendo una visión amplia de cómo funciona el negocio en la cadena jerárquica. Con esto, es fácil para cualquier persona entender sus posibilidades de crecimiento y los pasos que deben tomarse.

4. Plantea metas y desafíos

Establecer metas y desafíos es quizá la forma más habitual de generar motivación entre un equipo. Por supuesto, deben ser alcanzables y realistas según el tiempo y el tamaño del equipo. La idea de tener un objetivo es generar compromiso y que, con mucho trabajo, se logre. Si la desaprobación es total, puede causar frustración. 

Si los empleados trabajan en busca de un objetivo, es posible esperar más enfoque y compromiso. Ellos, por su cuenta, saldrán de su zona de confort y buscarán soluciones rápidas y eficientes.

5. Capacita al equipo

Finalmente, empodera a tu equipo. Es un consejo que se explica por sí solo. Los empleados mejor equipados con habilidades blandas siempre traerán mejores resultados. 

>>> Te puede interesar: Tendencias de las soft skills en el mercado laboral

Conclusión

Esta es una actitud que demuestra que la empresa se preocupa por los líderes y confía en el potencial de cada uno de ellos. No escatimes esfuerzos ni inversiones. Ofrece capacitación y conferencias, invierte en nuevos programas de desarrollo, de capacitación y todo lo demás que pueda llevar al equipo a crecer y progresar.

Como conclusión, es posible evitar la desmotivación laboral de los empleados y, además, incrementar el rendimiento y los resultados corporativos. La mayoría de las veces esto se logra con medidas simples: estructura, medio ambiente, bienestar, salud de los empleados, futuro y perspectivas. Todo está conectado.

Mientas el equipo más crea en lo que determina su dirección, más se sentirá parte de todo, la confianza aumentará y la empresa tendrá todo para despegar. 

¿Te interesa eliminar la desmotivación laboral en tu empresa y recibir asesoría sobre nuestras soluciones corporativas? Completa el formulario más arriba y uno de nuestros asesores te contactará próximamente.

Déjanos un comentario